Cáncer

Características mentales y sentimentales de Cáncer

¿Qué caracteriza a un Cáncer en el amor?

Como sabemos la mente juega un rol fundamental en la vida de cada individuo en el planeta Tierra, es la encargada de guardar los recuerdos, de canalizar los sentimientos y de organizar cada paso que elegimos dar día a día. Si será importante la naturaleza de este elemento en nuestro cuerpo que los individuos de Cáncer también tienen sus características positivas y negativas de este sector. Es importante remarcar que son características generales, todos somos personas únicas y ante cualquier regla existe una excepción.

Comenzaremos a compartir las características que irradian más armonía en este signo, ellos tienen como punto a favor una mente muy reflexiva donde la memoria se encuentra enaltecida por su trabajo, se encuentra sumergido en una popularidad muy voluminosa que lo beneficia frente a los demás. Son de disfrutar una imaginación de gran poder logrando encontrar así la experiencia de muchas vivencias sin necesariamente vivirlas en primera persona, esto lo puede llevar a crecer mucho y de manera muy veloz destácandolo así frente a otros individuos del zodíaco, siempre y cuando utilicen esta imaginación en este camino y no en el opuesto que es mucho más fácil de encontrar.

Los cancerianos tienen un sentido del romanticismo que suele llevarlos a hacer telenovelas de la vida real, esto puede generar un encanto extra a los momentos positivos y armoniosos de Cáncer, pero no exageremos al punto de querer llamar la atención continuamente.

Hemos visto que los individuos a nivel de la mente tienen muchas características positivas, pero ahora llego el momento que a nadie le gusta, el de remarcar lo negativo. Los nativos de Cáncer pueden carecer de lo que se conoce como iniciativa, pueden tener ganas pero no pueden expresarlas, de esta manera se puede entrar a un mundo muy introvertido donde se tornen frívolos e inexpresivos. Pueden naufragar en las contradicciones, llevándolos de esta manera a grandes confusiones consigo mismo y con los demás, esto puede producir grandes desconfianzas por nuestros allegados encontrando asi grandes dolores por relaciones amorosas o sociales. Es en estas ocasiones que pueden perder el pragmatismo y llegar a cegarlos a nivel del pensamiento, pueden perder la capacidad de razonar y ver la salida en las cosas dejándolos así meramente perdidos en conflictos. En estas circunstancias se pueden volver irrealistas en cuanto imaginación, haciéndolos extremistas hasta la enfermedad, es aqui donde pueden encontrar tristes remordimientos que solo propagarán un estéril dolor, por lo que es importante estar atentos a nuestros defectos para alimentar nuestras virtudes.